Desarrollo motor y manipulación

Durante el primer mes tu hijo pasará la mayor parte del tiempo durmiendo. A medida que vaya madurando su función cerebral irá adquiriendo una serie de habilidades psicomotoras.

En las primeras semanas tu bebé comienza a clasificar los mensajes que le llegan a través de los sentidos. Al principio no sabrá, pero pronto sabrá interpretarlos correctamente. En esta etapa comienza a distinguir entre lo que le agrada y lo que no. Valora la seguridad, el cariño y otras muchas cosas.

Desde el principio tu bebé responde a los estímulos que recibe y expresa su conformidad o su rechazo con pequeños sonidos o movimientos con el cuerpo. Es importante que le respondas para que descubra lo antes posible que puede comunicarse.

Háblale y acaríciale, al principio no notarás que te contesta, pero al cabo de los dos meses sus gestos serán más concretos. Sonreirá para darte su aprobación y dará pequeños chillidos para responderte. Las primeras imágenes que el bebé descubre son tu rostro y tu voz.

Al mes

  • Reconoce vuestra voz
  • Boca abajo, levanta la cabeza unos segundos. Si le sientas no mantendrá la cabeza erguida.
  • Tiene los brazos flexionados.
  • Si le tocas la palma de la mano, como acto reflejo, apretará tu dedo con fuerza.

A los dos meses

  • Le verás sonreír
  • Sigue con la mirada los objetos
  • Responde a la voz y escucha sonidos suaves
  • Patalea
  • Pasa más tiempo despierto

A los tres meses

  • Responde a la voz con sonidos espontáneos
  • Boca abajo, levanta la cabeza y el tórax apoyando los brazos
  • Abre las manos y es capaz de sujetar un juguete
  • Al cogerle, sostiene la cabeza un ratito