Visitas de control

Consejos para bebés de 0 a 3 meses - Visitas control

Después de nacer tu hijo, el pediatra se convertirá en tu mejor consejero. Durante mucho tiempo tendrás que visitarle a menudo y tendrás que confiarle todas tus dudas y preocupaciones.

Ten en cuenta que el pediatra conocerá los problemas y evolución de tu hijo a partir de lo que tú le cuentes. Es imprescindible que le des una información clara y que procures ser lo más objetiva posible. Para él es muy valiosa la información que le des, casi tanto como los exámenes físicos que realice a tu hijo.

A la hora de elegir tu pediatra, ten en cuenta que:

  • La consulta no esté muy lejos de tu domicilio.
  • Debes informarte si hace visitas a domicilio o consultas telefónicas, a veces es suficiente una llamada para resolver un problema.
  • Procura no cambiar de pediatra durante varios años. Los niños se acostumbran a su médico y es muy beneficioso para ellos.

Primera visita de control: al nacer

El primer control que realizarán a tu bebé será en el hospital al nacer. En ella valorarán si su estado de salud y sus condiciones físicas están bien. En el primer y quinto minuto después de nacer le harán controles para ver su ritmo cardíaco, su respiración, tono muscular, coloración de la piel y su capacidad de reacción ante los estímulos. Unas horas más tarde le examinarán y procederán a:

  • Aspirar el moco de la boca y de la nariz
  • Palpación de la ingle para comprobar la ausencia de problemas con la aorta
  • Comprobar posible luxación de cadera
  • Estado del esófago para ver que esté abierto
  • Auscultar el tórax para comprobar corazón y pulmones
  • Control de hígado, bazo y riñones
  • Examen de sus genitales
  • Control de reflejos de succión
  • Aplicación de pomada oftalmológica contra infecciones en los ojos
  • Inyección de vitamina K para evitar hemorragias
  • Control de factor Rh sanguíneo del cordón umbilical

Revisiones del primer mes

Con apenas una semana tendrás que llevar a tu bebé a su primera revisión. Durante este mes al menos deberás pasar dos revisiones. En ellas se tendrá en cuenta:

  • Color de la piel del bebé y dermatitis
  • Estado de las fontanelas
  • Tono muscular
  • Evolución del ombligo y cordón umbilical
  • Cómo se está alimentando, si regurgita, si tiene gases...
  • Su aspecto
  • Cuántas horas duerme
  • Su vista y oído
  • Su peso y su talla

También le realizará la segunda prueba del ratón (para diagnosticar a tiempo la existencia de hipotiroidismo o fenilcetonuria) y te pedirá información detallada de como duerme, come y que aspecto tienen sus heces. En cuanto a su desarrollo controlará su musculatura y como sujeta la cabeza y te preguntará sobre su comportamiento: si te sigue con la mirada, si observa los objetos en movimiento...

Revisiones del segundo mes

En la visita de control del segundo mes, el pediatra procederá a:

  • Pesar y medir a tu bebé. Con esos datos establecerá un gráfico de crecimiento que le ayudará a evaluar si su desarrollo es correcto.
  • Le suministrará la vacuna antidiftérica, antitetánica, antitosferinosa, antihepatitis B, antihaemophilus influenzae tipo B y antipolio, que se deben poner al niño antes de los 3 meses. En la sección de vacunas encontrarás información más amplia sobre las vacunas.
  • Controla su vista y oído
  • Comprueba su desarrollo y comportamiento

Es muy importante que le indiques con detalle su evolución: qué hace con sus manitas, cómo se mueve: si se sienta, gatea, si intenta levantarse... así como cualquier problema de salud, aunque te parezca una tontería.

Aprovecha estas visitas para preguntarle todo lo que quieras: cómo tratar al niño, cómo enseñarle a hacer determinadas cosas, cómo evitar accidentes...