El paseo

Podrás sacar a pasear a tu bebé desde la primera semana de vida y siempre que el clima lo permita. El paseo debe ser diario para que tu casa no sea su único entorno. Ya verás como pasear estimulará su apetito, favorecerá el sueño y además para él es una forma divertida de conocer el mundo.

Lo que tienes que llevar

Para asegurar que el paseo o la salida sea placentero y sin problemas, siempre tienes que llevar:

  • Biberón y los accesorios necesarios.
  • Pañales y todo lo necesario para el cambio de pañal: esponja o toallitas humedecidas, loción y crema hidratante, una toalla y un pequeño cambiador.
  • Unas mudas de emergencia, por si el bebé se ensucia.
  • Pañuelos de papel y toallitas humedecidas para ti, más una camiseta de recambio por si le das el pecho.

La cantidad de estás prendas y artículos dependerá del tiempo que vayas a estar fuera. Por ejemplo para 3 ó 4 horas te bastará con 4 pañales, si son 7 ó 8 tendrás que llevar al menos 6 ó 7 y así con todo.

Cómo llevar a tu bebé

Existen diversas posibilidades y situaciones, aquí te indicamos las más comunes

A pie

El canguro-mochila es como una bolsa grande que aloja al pequeño, manteniéndolo en contacto con el cuerpo de la persona que lo transporta. Esta forma de llevar a tu bebé te permite mantener el contacto físico con tu hijo y en esta etapa es tan importante para él. Además te deja más libertad de movimiento.

Algunos modelos están diseñados, como sucede con la Mochila porta bebé de Saro, para que, el bebé, pueda colocarse tanto mirando hacia el exterior como hacia el interior y están provistas de un reposa cabezas y de un asiento reforzado, para garantizar al niño una posición correcta.

El cochecito tradicional es otra de las opciones. Más indicado para los niños muy pequeños que transcurren la mayor parte del día durmiendo.

El cochecito debe ser bastante espacioso, para permitir al bebé una cierta libertad de movimientos incluso cuando, en invierno, se le pone un buzo o se le introduce en un saquito.

Existen muchos modelos de cochecitos. Infórmate sobre sus prestaciones para poder elegir el más adecuado para ti.

En el coche

Siempre que lleves a tu bebé en el coche, debes utilizar un capazo (sólo en el caso de los más pequeñitos) o una silla de seguridad para el transporte en automóvil. Existen diferentes sillas en función del peso del bebé y las diferentes fases del crecimiento. Para los recién nacidos las más adecuadas son:

Los capazos y las sillas de seguridad del Grupo 0 (hasta los 9 kilos de peso). Debes asegurarte que están homologados para el transporte en automóvil, provistos de enganches para los cinturones de seguridad y con un interior especialmente reforzado y almohadillado.

Los capazos se colocan en los asientos traseros del coche. Las sillas de seguridad se fijan al automóvil a través de los cinturones de seguridad y deben colocarse en el sentido contrario a la dirección de la marcha, sobre el asiento delantero o trasero, en posición semi-inclinada. En el caso de que la sillita se coloque en el asiento delantero, debes desactivar el "airbag" del lado del acompañante. Si no fuera posible desactivarlo, coloca la sillita en el asiento trasero.