Desarrollo motor y manipulación

Consejos para bebés de 12 a 24 meses - Desarrollo motor

Durante este segundo año tu hijo se dedicará a perfeccionar sus habilidades. Poco a poco perfecciona los descubrimientos ya realizados. Será capaz de caminar solo, aunque tendrá cierta inseguridad con las escaleras. A los 15 meses subirá las escaleras gateando y se agachara y pondrá de pie sin apoyo. Muchas veces te pedirá la mano para sentirse seguro y poder ir donde quiera.

Tu hijo querrá imitar en sus juegos tus comportamientos, por ejemplo, cocinar, llamar por teléfono. Le gustará mirar sus cuentos, señalar las cosas. Recordará con facilidad sus juguetes preferidos y, aunque no los vea, irá a buscarlos. Además investigará cómo funcionan.

Es una época en que los juegos, como las espirales de Saro, despiertan su interés. También intentará vestirse, comer, ordenar sus juguetes él solo y rechazará tu ayuda. Grandes cambios que demuestra claramente su evolución.

Quince meses

  • Se agacha y pone de pie sin ayuda.
  • Aprende a subir escaleras.
  • Dejará de tirar las cosas.
  • Es capaz de hacer torres con sus cubos.
  • Aprenderá los mecanismos de los juguetes y los accionará una y otra vez.
  • Imita tus tareas.
  • Coge un lápiz y garabatea.
  • Controlará entre 3 y 6 palabras.
  • Comerá solo.
  • Indicará lo que quiere con gestos y sonido.

Dieciocho meses

  • Subirá de pies las escaleras cogido de tu mano.
  • Empezará a correr.
  • Saltará con los dos pies.
  • Dará patadas a su balón sin caerse.
  • Puede mantenerse levantado si se agarra a algo.
  • Puede jugar con las dos manos.
  • Ha ampliado su vocabulario de 10 a 15 palabras.
  • Imitará tareas.
  • Cumplirá órdenes sencillas.
  • Señalará dos o tres partes de su cuerpo.

Entre los 20 y 24 meses

  • Hará torres más altas, hasta 6 cubos.
  • Sus garabatos son más firmes. Es capaz de hacer un raya para imitar algún dibujo que le hayas hecho.
  • Pasará las hojas de su cuento, al principio varias a la vez para terminar pasándolas de una en una.
  • Subirá y bajará las escaleras solo.
  • Correrá con soltura.
  • Cojerá cosas del suelo sin caerse, a mejorado su equilibrio.
  • Podrá incluso manipular y desenroscar tapas.
  • Manejará bien la cuchara y el vaso.
  • Dará besos y abrazos.
  • Se quitará una prenda y llegará a quitarse los zapatos y calcetines.
  • Bailará al ritmo de la música.
  • Su vocabulario será de 20 a 50 palabras, hará frases cortitas y utilizará pronombres: yo, tú...
  • Utiliza tanto monosílabos como sílabas repetidas.