El calzado

Sus pies deben estar libres y cómodos. Al principio tropezará a menudo, esto no quiere decir que sea problema del calzado pero si debes vigilar que no tenga malas posturas.

Muchos son los factores que influyen en que tu hijo camine bien y que sus pies no planteen problemas como pies planos... pero sin duda uno de los más importantes es la elección de un buen calzado que ofrezca las máximas garantías, según las siguientes pautas indicadas por los grandes expertos:

  • No oprimen y facilitan los movimientos del pie para que el puente se desarrolle de forma natural.
  • El empeine está elaborado con un material 100% flexible para amoldarse al pie del niño de forma suave.
  • La puntera tiene forma redondeada, para permitir la movilidad del pie.
  • Las proporciones entre talón, suela y tobillo han sido cuidadosamente estudiadas para ayudar al niño a mantener el equilibrio.
  • La suela, flexible, garantiza una correcta transpiración y el tacón está estudiado para dar mayor estabilidad y es antideslizante.

Los cordones, hebillas, velcros, están estudiados para que no presionen el empeine y el zapato se calce con total facilidad.