Desarrollo de los sentidos

Visión

Aproximadamente a partir del cuarto mes, el bebé comienza a manipular objetos. Los toca, mira y se los lleva a la boca. También se mueve mucho más. Todo esto le exige una nueva coordinación entre los ojos, que comienzan a realizar movimientos simétricos y simultáneos.

Su agudeza visual se parece cada vez más a la de un adulto. El proceso de evolución visual se acelera a partir del sexto mes y continúa desarrollando la capacidad de interpretar imágenes.

Oído

Que tu bebé oiga bien es esencial para que desarrolle el área del lenguaje. Desde que el niño nace el pediatra y, sobre todo, los padres mediante una serie de pruebas, ya comentadas en la sección de 0 a 3 meses, detectarán si existe alguna alteración en la audición. A continuación te indicamos una serie de signos que te pueden ayudar a determinar el desarrollo auditivo de tu bebé:

Evolución:

  • A los tres-cuatro meses: se sobresalta o reacciona ante cualquier sonido
  • A los 5 meses comienza a imitar los sonidos y a reaccionar cuando se menciona su nombre
  • A los 6 meses debe emitir sonidos y girar la cabeza o los ojos buscando de donde procede el sonido

Tacto

Intenta coger los juguetes y lo hace de forma decidida. Utiliza una o dos manos. Se chupa los dedos de los pies y alarga los brazos en busca de tu abrazo para sentirte cerca. Empieza a apreciar las distintas texturas.

Gusto y Olfato

Su olfato desarrollado desde hace tiempo, se perfecciona identificando olores a personas u objetos.

En cuanto al gusto, desde las primeras semanas reconoce los sabores básicos: salado, amargo, dulce y ácido.

Tu eres la mejor ayuda que tiene tu hijo para desarrollar sus sentidos. Juega con él y ayúdale experimentar con sus sentidos.