El calzado para gatear

Consejos para bebés de 6 12 meses - Calzado para gatear

El gateo comienza entre los 8-9 meses y habitualmente dura 1 o 2 meses, a partir de los cuales empiezan a andar. Algunos bebés no llegan a gatear y echan a andar sin pasar por esta fase. La mayoría de los niños caminan a los 12 meses de edad, primero con ayuda y luego se sueltan con más o menos sensación de miedo o inseguridad.

Es el momento, si no lo has hecho aún, de ir pensando en comprarle un calzado que se adapte a esta importante etapa de su desarrollo. Un consejo no le pongas el calzado de sus hermanos, primos u otros familiares. Aunque estén en buenas condiciones, estarán adaptados a los pies del otro niño y tu hijo podría coger vicios al andar que le deformarían el pie.

Los primeros zapatos, zapatillas... deben responder a las necesidades del niño cuando empieza a gatear. Debe ser flexible, suave y divertido y, sobre todo, favorecer la postura natural del pie del niño que gatea, evitar rozaduras, que no irriten su piel...

Cuando tu niño empiece a dar sus primeros pasos, tendrás que comprarle unos zapatos específicos para andar que sean flexibles, le sujeten el pie para no deformárselo y eviten los resbalones que le harían caerse y coger miedo.

Una vez elegido el calzado para tu bebé, es el momento de ayudarlo en su aventura de caminar. Aquí te indicamos unas pequeñas recomendaciones que facilitarán su gateo y, después, sus primeros pasos:

  • Si notas que desea levantarse, ayúdale.
  • Llévale a donde haya espacio suficiente para que pueda moverse a sus anchas.
  • Aplaude cada progreso que realice.
  • No es conveniente que le presiones ni le obligues a levantarse, gatear o andar si él no quiere.
  • A los 10 meses le podrás acercar a un mueble o lugar donde se pueda apoyar para mantenerse de pies.
  • A partir de los 10 meses enséñale a dar un paso. Dóblale una de las rodillas y levántale uno de los pies; esto le ayudará a aprender a dar un paso y a sostener el peso sobre un solo pie.
  • A partir de los once meses, practica los pasos hacia adelante, sosteniéndolo por las manos y guiándolo.