Cuidados e higiene

Belleza y cuidados. Ahora más que nunca debes tenerlos presentes

Un embarazo significa un extraordinario cambio en el cuerpo femenino. Y, una vez embarazada, con el paso del tiempo los cambios serán más evidentes.

Si has tomado la decisión de quedarte embarazada empieza ya a ocuparte de tu cuerpo con cuidado y constancia, para prevenir y limitar los “daños” que se pueden producir durante el embarazo.

El primer paso, el ejercicio. Si no sueles practicar ninguna actividad física empieza ya con ejercicios suaves pero a diario. El ejercicio tonifica los tejidos musculares.

También prepara tu piel bebiendo al menos 2/3 litros de agua para mantenerla hidratada y cuídala con cremas especiales que aumenten su elasticidad.

En cuanto a la higiene personal es aconsejable que utilices un gel que respete el PH de tu piel y que sustituyas el jabón normal por un jabón cera con principios activos. Incluso, si quieres, utiliza cremas que previenen las grietas, estrías y otras alteraciones.

En definitiva y como norma es aconsejable que, desde el principio y hasta incluso varios meses después, pongas un especial cuidado en tu higiene. Y no olvides que las cremas y cuidados serán más eficaces si llevas un régimen de vida sano y armónico.