Exámenes

2. Exámenes

Cuando tomas la decisión de tener un hijo, lo primero que debes hacer es dirigirte a tu ginecólogo para que te realice una revisión general de tu salud. En esta visita tu médico podrá:

  • Analizar tu historial clínico y el de tu pareja, para determinar si existen enfermedades hereditarias y vuestro estado de salud general.
  • Tomar en consideración los factores de gestaciones anteriores si no va a ser tu primer hijo.
  • En caso de que sufras enfermedades crónicas como Diabetes, Hipertensión..., podrás decidir, junto con tu especialista, si es preciso modificar o interrumpir el tratamiento o aconsejarte que postergues el embarazo hasta un momento más adecuado.
  • Valorar el uso o abuso de fármacos, cigarrillos, alcohol... que deberás suspender de forma inmediata.

2.1 Exámenes recomendados para la mamá

Antes de la concepción es conveniente que te realices los siguientes exámenes para prevenir diferentes problemas.

  • PRUEBA DE TOXOPLASMOSIS. Es una enfermedad infecciosa ocasionada por un parásito (Toxoplasma Gondii). Si se contrae durante el primer trimestre del embarazo puede causar daños en el sistema nervioso central del feto. Por ello su prevención es muy importante. Si no resultas inmune, al no haber vacuna, debes tomar medidas como no ingerir carne cruda o poco hecha, verduras, agua, huevos, leche sin cocer y frutas sin estar bien lavadas. También debes evitar el contacto con gatos, realizar trabajos de jardinería sin tomar las debidas precauciones... Estas medidas las debes seguir antes y durante el embarazo.
  • PRUEBA DE RUBÉOLA. Con ella se comprueba la inmunidad ante esta enfermedad que puede llegar a perjudicar al feto. Si no eres inmune deberás vacunarte y tendrás que esperar entre 2 y 6 meses antes de quedarte embarazada.
  • PAP TEST. Descarta posibles alteraciones del cuello del útero y víricas.
  • HEMOGRAFÍA. Con este análisis se ve si la mamá tiene algún signo de anemia producida por carencia de hierro o ácido fólico o bien, por transmisión hereditaria. Si es así, deberás tratar la anemia ya que supondría un menor transporte de oxígeno en la sangre que es vital para el buen desarrollo del feto.

2.2 Exámenes recomendados para los dos

Tanto la salud tanto materna como la paterna garantizan la salud del futuro bebé. Por eso es conveniente que los dos os realicéis estos exámenes con el fin de asegurar un correcto seguimiento del embarazo y desarrollo del bebé.

  • GRUPO SANGUÍNEO Y Rh. Este análisis determina el grupo y factor Rh (positivo y negativo), para detectar a tiempo posibles incompatibilidades de la pareja.
  • TEST DE LA SÍFILIS. Esta enfermedad de transmisión sexual es peligrosa para el feto. En caso de ser portadores debe ser tratada y eliminada antes del embarazo.
  • TEST DEL SIDA. Ser seropositivo no significa que no se pueda tener hijos. Tomando las medidas adecuadas, se puede reducir considerablemente el riesgo de transmisión al bebé. En el caso de la madre seropositiva, existen en la actualidad terapias que reducen el riesgo de transmisión del virus hasta menos de un 10%. Si es el padre, se utiliza un tipo de fecundación asistida que incluye el lavado del espermatozoide para eliminar el virus.

2.3 Exámenes embarazos de riesgo

Si se ha sufrido abortos repetidos o embarazos anteriores con patologías, no significa que no te puedas quedar embarazada, pero sí que debes tomar mayores precauciones y realizarte, además de los convencionales, otros exámenes que garanticen tu bienestar y el buen desarrollo del bebé.

  • EXAMEN GENÉTICO. Con este examen el especialista hará una valoración del historial médico y del mapa cromosómico (Cariotipo). El Cariotipo es un análisis de sangre que permite estudiar los mapas cromosomáticos.
  • ECOGRAFÍA TRANSVAGINAl.. Detecta posibles anomalías anatómicas funcionales del aparato genital materno, que podrían ser debidas a causa de abortos repetidos.
  • HISTEROSCOPIA. Examen del interior del útero para detectar alteraciones que pudieran impedir el embarazo.
  • BIOPSÍA DEL CUERPO UTERINO. Se utiliza para ver si el endometrio responde a los estímulos hormonales. Es decir, si se hincha el tejido para que se implante bien el embarazo.
  • TEST ENFERMEDADES AUTOINMUNES. Esta prueba identifica alteraciones inmunitarias o de anticuerpos fosfolipídicos que agreden al óvulo provocando abortos o partos prematuros.