Complicaciones

En la actualidad la mayoría de las posibles complicaciones que se pueden dar en el embarazo son detectadas muy pronto por lo que son susceptibles de controlar para tranquilidad y bienestar de la mamá y del futuro bebé.

Complicaciones del primer trimestre

Es el periodo con más riesgo para el niño. El aborto o amenazas de aborto se producen sobre todo en las primeras semanas de gestación. El tener un aborto o amenaza no significa la imposibilidad de dar a luz un hijo en el futuro.

  • Aborto espontáneo. Un aborto se manifiesta normalmente por dolores en el bajo vientre debido a contracciones uterinas y por abundantes pérdidas de sangre. La mayoría de los casos se debe a causas genéticas. Es decir una anomalía del huevo que se denomina “huevo claro o vacío”. Esto significa que en el huevo no se ha desarrollado el embrión o que este embrión no tiene ninguna actividad cardiaca. Se produce en el momento de la formación de los gametos o bien en el de la fecundación.

Las enfermedades infecciosas también pueden originar abortos y existen causas mecánicas como malformaciones del útero, fibroma o dilatación del cuello... y psíquicas que pueden producir un aborto.

  • Amenaza de Aborto. Los síntomas de amenaza son muy parecidos a los de aborto espontáneo: dolores, pérdida de sangre... pero en el caso de amenaza con el reposo y control adecuado el embarazo puede continuar con su normal desarrollo hasta el nacimiento sano del bebé.
  • Embarazo extrauterino. Sucede cuando el óvulo fecundado no llega al útero y se implanta en un lugar anómalo: trompas de Falopio, ovario, asa del intestino... En este caso y tan pronto como se detecte se debe proceder a interrumpir el embarazo. Las causas más frecuentes son infecciones en los órganos genitales, adherencias debidas a intervenciones en el bajo vientre, presencia de la mucosa uterina sobre ovarios o trompas (endometriosis). Sus síntomas pueden ser los de la amenaza de aborto, pero si existen dudas hay que practicar una ecografía o cualquier otra prueba especial para detectarlo.

Complicaciones del segundo trimestre

Durante este periodo se pueden dar:

  • Ensanchamiento del cuello del útero. Son mínimos los casos de un aborto pasado el primer trimestre, pero a veces ocurre que el cuello del útero no es capaz de soportar el peso del feto y le deje salir antes de tiempo. Sus causas pueden ser debidas a una anomalía congénita del cuello del útero o una alteración provocada por intervenciones anteriores. Si se da este caso hay que tener un reposo absoluto además de seguir las indicaciones del médico.
  • Aborto tardío. Es muy raro que se dé, pero puede depender de la implantación incorrecta de la placenta, de la presencia de fibromas en el útero, de infecciones, fatiga excesiva y del ensanchamiento del cuello del útero.

Complicaciones del tercer trimestre

Las complicaciones que se pueden presentar en este periodo son:

  • Hematoma retroplacentario. Se trata de una hemorragia consecuencia del desprendimiento parcial o total de la placenta. Se puede dar durante este trimestre o bien durante el parto. Puede ser debida a un ascenso repentino de la presión sanguínea, más cantidad de la debida de líquido amniótico, implantación poco profunda de la placenta, un embarazo múltiple, cordón umbilical corto...
  • Placenta previa. Es cuando la placenta está instalada en el cuello del útero, por lo general se práctica una cesárea. Las causas probables son anomalías de la cavidad uterina, del canal cervical o lenta maduración del óvulo.
  • Parto prematuro. Los síntomas son contracciones regulares, dolores, cuello del útero abierto... Lo puede causar las malformaciones de la cavidad uterina o fibromas uterinos, cuello más corto de lo normal, infecciones durante el embarazo, la hiperpirexia que son fiebres altas y las alteraciones genéticas.