Exámenes

La primera visita será la primera de una larga lista. Durante todo el embarazo las visitas y exámenes médicos son muy necesarios para asegurar tu salud y la de tu bebé.

Exámenes del primer trimestre

La primera consulta será larga ya que te realizarán un chequeo clínico completo. Se suele realizar entre las semanas ocho y doce. El médico te interrogará sobre tu pasado clínico, personal y familiar. Tomará buena nota de operaciones, medicamentos tomados, alergias, medios anticonceptivos, hábitos alimenticios y consumo de alcohol y tabaco... también te interrogará en lo concerniente al padre. Toda esta información le permitirá hacer un primer diagnóstico acerca de los nueve meses.

En esta visita te hará una primera exploración médica que consistirá en la auscultación cardíaca y pulmonar, la revisión de las vértebras, piernas y tobillos con objeto de detectar varices y edemas. El médico también reconocerá el estado del cuello del útero y su volumen.

Estas visitas por lo normal se realizarán con una frecuencia mensual y en todas ellas se vigilará el peso, dimensiones, estatura y presión arterial.

A mediados o finales de este primer trimestre es posible que te realicen la primera ecografía, que aportará información sobre la fecha de la concepción, el tipo de embarazo y si existe riesgo de aborto.

Exámenes del segundo trimestre

Es en este trimestre cuando se produce la primera visita obligada al especialista, aunque la mayoría de las mujeres suelen acudir mucho antes.

En el caso de que sea la primera visita el médico controlará el estado general que hemos mencionado anteriormente. Es decir, la historia ginecológica: fecha última regla, regularidad del ciclo, estado del útero, etc. para fijar la fecha previsible del parto. La historia médica: operaciones quirúrgicas, embarazos y partos anteriores, alergias, infecciones, enfermedades, accidentes, diabetes, hipertensión, ritmo cardíaco, también te medirá, pesará y te mandará hacer análisis de sangre y orina... y por último la historia social: si estás soltera o vives en pareja, trabajas, si practicas deporte.... Una vez realizado el examen expedirá la libreta o carné de embarazada para obtener toda la asistencia vinculada con el embarazo.

En cada uno de los siguientes controles médicos que te realices en este trimestre, el especialista comprobará:

  • El ritmo cardíaco del bebé
  • La situación del cuello del útero
  • El volumen del útero
  • El aumento de peso
  • La presión arterial
  • La presencia de azúcar y albúmina en la orina

Durante este trimestre también te realizará un ecografía por la que valorará el correcto desarrollo del feto a través de parámetros como: la distancia entre los huesos parietales de la cabeza, diámetro del cráneo y abdomen, longitud del fémur y del húmero. Estos controles son llamados transversales y longitudinales. En los primeros (transversales) mide las dimensiones del cerebro, de los ventrículos y de las cavidades cerebrales. Las 4 cavidades cardíacas (2 ventrículos y 2 aurículas) son comprobadas y valora su simetría, ritmo y relación volumétrica con respecto al tórax. En relación al aparato digestivo, comprobará si hay burbujas gástricas y el funcionamiento de estomago, riñones y vejiga.

Los controles longitudinales le permitirán comprobar las paredes abdominales anteriores, el diafragma y la soldadura del tubo neural y la columna vertebral. Verá si las extremidades presentan una estructura ósea completa y por último analizará la posición de la placenta, la cantidad de líquido amniótico y controlará el cordón umbilical. 

En el control del sexto mes además de lo mencionado te hará:

  • Una Hemocromocitometría y sideremia para valorar si existe anemia.
  • El complejo Torch y la prueba de hepatitis B (si diste negativo en el primer trimestre)
  • Una búsqueda de anticuerpos para el Rh, si la pareja tiene factores positivo y negativo.
  • Una ecografía entre la semanas 18 y 22.

Exámenes del tercer trimestre

El control médico del tercer trimestre se realiza en la primera quincena del 8º mes y permitirá establecer un pronóstico de como se desenvolverá el parto. Esto no quiere decir, que realices visitas más frecuentes, incluso semanales, si así lo decide tu especialista. Ya que podría querer controlar la presión sanguínea a menudo, realizarte análisis de orina y comprobar índices de azúcar o de albúmina y también valorar el peso y estado del niño.

Como mínimo te hará una ecografía, en la semana 30ª-34ª para obtener las últimas mediciones que le serán útiles para el parto. A través de la ecografía podrá:

  • Comprobar el crecimiento del niño
  • La posición de la placenta
  • La cantidad de líquido amniótico
  • La posición del niño
  • Las posibles malformaciones
  • Ver la necesidad de una cesárea programada
  • Establecer si necesitas realizarte una amniocentesis tardía para verificar la madurez pulmonar del niño
  • Detectar otras anomalías metabólicas

En el transcurso del 8º mes te hablará sobre la opción de dar de mamar a tu hijo. Para ello examinará tu pecho. Y de eventualidades como un parto prematuro, si detecta alguna probabilidad de que te pueda ocurrir a través del examen y de preguntas como ¿tienes contracciones frecuentes, son dolorosas?, ¿tienes dolores pélvicos?, ¿sientes ardores al orinar?... Aunque casi siempre resultan efectos puramente mecánicos provocados por el crecimiento del bebé.

Puede darse el caso de sobrepasar la semana 40ª, en cuyo caso se pueden realizar ecografías cada 2-3 días para vigilar la cantidad de líquido amniótico y te puede realizar otros exámenes como:

· Amnioscopia. Un examen que consiste en introducir un pequeño tubo metálico en el cuello del útero que ilumina las membranas que rodea al niño, si en esta exploración se ve el líquido transparente se podrá esperar a su nacimiento natural, por el contrario si es de color verdusco se deberá estimular el parto artificialmente.
· Monitorización, cardiotocografía y frecuencia cardíaca fetal son otros de los exámenes que pueden realizarte.

Por último en las fechas cercanas al parto, te recomendamos que compruebes que tu carné de embarazada está actualizado y tenlo siempre a mano.