Vida saludable

Una vida saludable. La mejor garantía de un embarazo feliz 

Adoptar un estilo de vida saludable siempre es recomendable y aún más si quieres tener un hijo. Incluso antes del embarazo un estilo de vida sano es decisivo para la correcta formación del embrión y futuro desarrollo de tu hijo.

El primer trimestre es el más delicado. En este periodo es cuando el embrión desarrolla un número increíble de células las cuales formarán a tu bebé. Por ello, tu cuerpo debe estar en las mejores condiciones. Prepáralo para el embarazo, te indicamos algunas medidas a tener en cuenta.

  • ALIMENTACIÓN. La alimentación es especialmente importante. Tienes que cuidarla tanto en la cantidad como en la calidad de los alimentos que tomes. Tener reservas de oligoelementos será bueno para el crecimiento del feto. También asegúrate de tener un buen aporte de vitaminas, minerales y fibra. Seguir un menú variado y equilibrado te ayudará.
    Por otro lado es indispensable que elimines los alimentos que puedas estar tomando por costumbre, que podrían resultar dañinos para tu hígado o aparato digestivo: bebida, embutidos, fritos..
  • PESO. Es aconsejable que inicies tu embarazo con el peso ideal, según tu altura y edad. Si estás por encima de tu peso, es conveniente que realices una dieta prescrita por tu especialista, ya que el peso excesivo podría traer complicaciones no deseadas. Tabla peso ideal según la constitución del cuerpo.

TABLA PESO IDEAL SEGÚN LA CONSTITUCIÓN DEL CUERPO

ESTATURA DELGADA NORMAL ROBUSTA
153 43,9-47,5 46,1-51,6 49,8-57,0
154 44,4-48,0 46,7-52,1 50,3-57,6
155 44,9-48,6 47,2-52,6 50,8-58,1
156 45,4-49,1 47,7-53,2 51,3-58,6
157 46,9-49,6 48,2-53,7 51,9-59,1
158 46,5-50,2 48,8-54,3 52,4-59,7
159 47,1-50,7 49,3-54,8 53,0-60,2
160 47,6-51,2 49,9-55,3 53,5-60,8
161 48,2-51,8 50,4-56,0 54,0-61,5
162 48,7-52,3 51,0-56,6 54,6-62,2
163 49,2-52,9 51,5-57,5 55,2-62,9
164 49,8-53,4 52,0-58,2 55,9-63,7
165 50,3-53,9 52,6-58,9 56,7-64,4
166 50,8-54,6 53,3-59,8 57,3-65,1
167 51,4-55,3 54,0-60,7 58,1-65,8
168 52,0-56,0 54,7-61,5 58,8-66,5
169 52,7-56,8 55,4-62,2 59,5-67,2
170 53,4-57,5 56,1-62,9 60,2-67,9
171 54,1-58,2 56,8-63,6 60,9-68,6
172 54,8-58,9 57,5-64,3 61,6-69,3
173 55,5-59,6 58,3-65,1 62,3-70,1
  • TABACO. Las sustancias contenidas en el tabaco, en concreto la nicotina, comportan un gran riesgo para el feto y un mayor riesgo de parto prematuro. La nicotina daña la placenta y puede dar como resultado un desarrollo del embarazo anómalo. También existe la posibilidad de que el embrión se desarrolle fuera del útero. Puede conllevar mayores probabilidades de: aborto, nacimiento antes de término, bebés con menor peso, cabeza más pequeña... En general los niños de madres fumadoras suelen ser más débiles y tienen mayor riesgo de contraer infecciones.
  • ALCOHOL. Las bebidas alcohólicas ejercen una acción tóxica en el organismo. Es aconsejable que elimines totalmente su consumo. Basta muy poca cantidad para producir alteraciones, anomalías, malformaciones, retraso mental...
  • CAFEÍNA. Tampoco debes abusar de las bebidas como el café o té. La cafeína en exceso puede atravesar la barrera placentaria y penetrar en la sangre del feto.
  • MEDICINAS. La prudencia a la hora de tomar fármacos es esencial desde el primer día del embarazo. Consulta siempre con tu médico antes de tomar ninguna medicación. Evita siempre el Ácido Acetilsalicílico, es perjudicial para el útero y para el niño. Evita, si es posible, todo tipo de vacunas, y sobre todo la Antirrubéola. Otros medicamentos que conviene que evites son los tranquilizantes. En definitiva no consumas medicamentos y menos sin consultar antes con tu médico.
  • RADIOGRAFÍAS. Todavía no se ha cuantificado con precisión su riesgo potencial. Conviene sobre todo evitarlas en la fase de la concepción.
  • ACTIVIDAD FÍSICA. Antes y durante el embarazo práctica ejercicio físico para estar en buena forma es muy aconsejable. Una suave pero continuada actividad física como la bicicleta estática, la natación, los paseos... antes, durante y después del embarazo, te ayudarán a mantenerte en forma y a mejorar tu salud. Y si tú estás bien también lo estará tu bebé.